La plata auténtica se deteriora antes que cualquier otro metal

En la alcoba de una chica en general suele tener una caja donde mete sortijas o también piezas de bisutería antiguas que hoy en día en ningún momento se ponen pues están deterioradas o porque no se acuerdan de que las tienen.

Un gran número de estas piezas asi como brazaletes y gargantillas pueden valer si las limpiamos con tesón con la intención de que brillen igual que años atrás.

Bastantes de estas joyas personalizadas tenían tonalidades plateadas y doradas pues fueron construidas con metales que con el transcurso de los años y también la brisa han llegado a oscurecerse. Lo que en un principio ideal es concretar la clase de mineral y sin duda la tonalidad que presentan ahora.

Gran cantidad de alhajas están chapadas en oro pero con los años pierden el color y de ningún modo se puede recobrar ese color puesto que se deberían bañar otra vez en ese metal tan preciado y resulta más apropidado hacernos de una pulsera moderna, siempre y cuando se trate de un mineral barato porque en el momento que son de plata buena resultan bastante más caras.

La plata auténtica se deteriora antes que cualquier otro metal y ademas es más difícil de limpiar. En el caso de que necesite limpiar unos pendientes debería de emplear un tejido que esté decente y restregar con fuerza con el fin de que lo oscurecido se quite, y si sigue con manchas existen métodos más eficaces asi como el extracto de limón, la pasta de dientes o las sales del ácido de carbono. Descarte productos químicos que van a poder calcinar la plata auténtica y a la vez se arriesga a causarle heridas en las manos o los ojos al contacto con ese líquido.

Si dentro de su estuche abundan los pendientes y las sortijas de plata de ley y pretende que estén bien se recomienda adecentar estas joyas usando productos naturales.

A veces dentro de esos joyeros tenemos joyas de plata que les falta alguna piedra y por supuesto hay que ir a una tienda de alhajas con la intención de que puedan repararlas, no obstante generalmente es mucho más caro que adecentarlas usando ciertos métodos que se encuentran on line.

Observamos personas que no adquieren un estuche con el propósito de mantener sus gargantillas de manera que las almacenan dentro de cajoncillos, y haciendo esto se pueden perder pulseras porque no estan bien ordenadas.

Las féminas guardan multitud de piezas de joyería y lo mejor es tener un cofrecillo grande que tenga muchos apartados con objeto de distribuir sin problemas todas las joyas. Los joyeros se venden en hipermercados o también en tiendas de joyas donde puede adquirir el que le guste más y por supuesto pueda colocarse en el sitio del que disponga en su domicilio. Acuérdese de meterlo donde no sea sencillo encontrarlo por si alguien intentase timarle.

Las piezas de elvado importe están dentro de cajitas con el objetivo de resguardarlas de arañazos o incluso rozamientos, en muchos domicilios es fácil que haya alhajas de un importe muy elevado. Si tiene que hacer un viaje y no tiene un seguro por robos en el domicilio, no quede las alhajas en el piso, puesto que podrán robárselas los timadores al no pesar mucho y ademas en el caso de que sean de oro podrían forjar el metal y venderlo a joyeros sin ninguna consideración que posteriormente lo usan para poder fabricar pendientes.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.